Mar de Noticias Guerrero

Te ayudamos a navegar por la información

¡El color de la sangre no se olvida!

#UnDíaComoHoy de 1968 el Movimiento Estudiantil celebró un mitin en la Plaza de las Tres Culturas que culminó en la represión por parte del gobierno mexicano.

Este hecho dejó una herida abierta en la historia de México. #2DeOctubreNoSeOlvida

El Movimiento Estudiantil de 1968 se gestó con el paro de diversas escuelas del IPN y la UNAM como respuesta a la agresión que había recibido un grupo de estudiantes por parte del cuerpo de granaderos. El Ejército respondió de forma violenta.

El 30 de julio, el entonces rector de la UNAM, Javier Barros Sierra, izó a media asta la bandera de México: “Hoy es un día de luto para la Universidad; la autonomía está amenazada gravemente”, señaló el rector en un discurso a la comunidad universitaria.

Un día después se realizó un mitin en CU donde se planteó el peligro que atravesaba la autonomía de la institución. El 1 de agosto se efectuó la primera de las grandes marchas del Movimiento Estudiantil que reprobaba la represión y defendía la autonomía universitaria.

El 27 de agosto, luego de una marcha, el Movimiento Estudiantil permaneció en el Zócalo para exigir un diálogo con el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz, sin embargo, la plaza fue desalojada la madrugada del 28 de agosto por el Ejército.

Como respuesta al desalojo violento, el 13 de septiembre se llevó a cabo la histórica Marcha del silencio, una manifestación pacífica con gran convocatoria que partió del Museo Nacional de Antropología y culminó en el Zócalo.

El 2 de octubre, el Comité Nacional de Huelga convocó a un mitin en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco. Cuando hablaban los primeros oradores, unas bengalas fueron la señal que dio inicio a un intenso tiroteo por parte del Batallón Olimpia y el Ejército.

La mayoría de las víctimas de aquella masacre fueron estudiantes. El número total de afectados es aún indeterminado; sin embargo, se cree que el saldo resultó en cientos de muertos y heridos, y múltiples detenciones arbitrarias.

¡El #2DeOctubreNoSeOlvida!